Archivo mensual: marzo 2012

UNA MIRADA AL PASADO: ¿CÓNOCES A JOE BLACK?

Permitidme retroceder en el tiempo y utilizar este post para recomendaros una de mis películas favoritas. Estrenada en 1998, ¿Cónoces a Joe Black? revolucionó el mundo del cine, espectador y crítico coincidieron en definirla como una obra de arte. Y no podría estar más de acuerdo. Sus casi 3 horas de duración pasan como un suspiro, inmerso en la majestuosidad de la trama y la magia de unos momentos que a más de uno obligarán a coger un pañuelo.

Claire Forlani y Brad Pitt

Claire Forlani y Brad Pitt

William Parrish (Anthony Hopkins), es un poderoso y meticuloso magnate cuya vida se ve alterada por la llegada de un enigmático joven llamado Joe Black (Brad Pitt) que se enamora de su hija (Claire Forlani). Se trata, en realidad, de la personificación de la muerte con una misión que cumplir en dicho hogar.

La película nos muestra la vida de Parrish, un millonario al que el tiempo se le acaba y recibe una oferta de la mismisma muerte. A cambio de más tiempo, Parrish guiará a la muerte en un intenso y pasionante paseo para que aprenda que es la vida.

Sin lugar a dudas Pitt nos regala una de las mejores interpretaciones de su carrera, cierto es que interpretar a la muerte no es algo sencillo y el enfoque puede resultar peliagudo pero el actor cumple y con creces. La química existente entre Pitt y Forlani, a mi entender, podría llegar a incendiar de nuevo Roma. Pocas veces he visto tanta química entre los protagonistas de una película.

Uno de los puntos fuertes de la película es el silencio. Si habeis leido bien, el silencio. El director elabora una sucesión de escenas en las que el silencio juega un papel primordial. Para que estropear el momento con palabras si con unos simples gestos, unas miradas, unos suspiros… puedes evocar en boca de los protagonistas mucho más de lo que dirían sus palabras?

Recomiendo encarecidamente que veais esta película sino la habeis visto o que la volvais a ver si es así.


AL BORDE DEL ABISMO: ASÍ PODRÍA SENTIRSE EL GUIONISTA

Cuando el ex policía fugitivo Nick Cassidy (Sam Worthington) ingresa al famoso hotel Roosevelt de New York, sube al último piso y se para en el borde de la cornisa, amenaza más que su propio bienestar y seguridad. Una ciudad entera está a punto de paralizarse, incluyendo algunas personas muy nerviosas, con algunos secretos muy grandes. Su audaz decisión provoca no solamente una tormenta mediática, sino también una delicada situación para Lydia Spencer (Elizabeth Banks), la negociadora del Departamento de Policía que trata de convencerlo. Nadie sabe realmente qué objetivos se esconden detrás de la peligrosa maniobra de Cassidy y los giros del guión tensan las expectativas sobre una situación  impredecible.

La película intenta atrapar al espectador con una trama que poco a poco va desvelando una tela de araña completamente elaborada y lista para atrapar a su presa. Aunque cabe decir que intenta encajar toda sus piezas no logra hacerlo de forma fluida, hay demasiadas cosas que dependen del azar y encajan porque el guionista así lo dijo no porque realmente veamos que es así.  Pese a ello el guión no desmerece una película que a mi parecer simplemente cumple y entretiene. No es una película de última tecnología como diría mi abuelo, no ofrece grandes efectos especiales, tan solo una trama algo inquietante que se ve venir a la legua y unos personajes no del todo trabajados.

El protagonista del film, Nick Cassidy se verá involucrado en una sucesión de acontecimientos que le conducirán a un desenlace inesperado. En el momento en el que pisa la cornisa del hotel nos damos cuenta de que no es alguien que este de viaje de vacaciones, para entedernos. La trama se inicia con ese primer paso. La cornisa inicia el juego.

Sam Worthington otorga a Cassidy un voto de confianza, pense a que el personaje, desde un punto de vista de guión, no parece muy elaborado, demasiados cabos sueltos, demasiadas preguntas sin respuesta y una facilidad de acontecimientos algo irreal. Pese a ello los actores no desentonan e intentan salvar un film que a mi entender aprueba justito.

El otro día, mientras realizaba un curso de informática con un compañero de trabajo, comentamos la película (la vimos juntos en el cine) y ambos coincidíamos en la inocencia del guión y la fragilidad de las suposiciones que hace el protagonista. Mención especial al padre de Cassidy, no desvelaré nada tranquilos, nada de spoilers. Si teneis ganas de verla no es una mala película aunque no pagaría la fortuna que vale el cine hoy en día para volver a verla.

 

 


IRA DE TITANES “LOS DIOSES TAMBIÉN PUEDEN CAER”

Una década después de su heroica derrota del monstruoso Kraken, Perseo (Sam Worthington) –el hijo semidios de Zeus (Liam Neeson)– intenta llevar una vida más tranquila como pescador en una aldea y como padre soltero de su hijo de 10 años, Helio.

Mientras tanto, se desarrolla una dura lucha por la supremacía entre dioses y titanes. Peligrosamente debilitados por la falta de devoción de la humanidad, los dioses pierden el control de los titanes encarcelados y de su feroz líder, Kronos, padre de los hermanos, Zeus, Hades (Ralph Fiennes), y Poseidón (Danny Huston), que llevan mucho tiempo en el poder. El triunvirato había derrocado a su poderoso padre tiempo atrás, abandonándole hasta pudrirse en el lúgubre abismo del Tártaro, un calabozo situado en las profundidades de los infiernos.

Perseo no puede ignorar su verdadera vocación cuando Hades, junto con el hijo piadoso de Zeus, Ares (Edgar Ramírez), cambian sus lealtades y hacen un trato con Kronos para capturar a Zeus. La fuerza de los titanes aumenta a medida que los poderes divinos de Zeus disminuyen, desatándose el infierno sobre la tierra. Deberá entonces iniciar el viaje hacía lo más profundo del infierno para lograr salvar al mundo de una nueva amenaza.

Reclutando la ayuda de la guerrera Reina Andrómeda (Rosamund Pike), el hijo semidiós de Poseidón, Argenor (Toby Kebbell), y el dios caído Hephaestus (Hill Night), Perseo se embarca valientemente en una peligrosa búsqueda en los infiernos para rescatar a Zeus, derrocar a los Titanes y salvar a la humanidad.

Los efectos especiales de los que hace gala la película, tecnología punta, reflejan el aire de superproducción que despide este film. Una película cuyo máximo atractivo reside en sus efectos más que en un trabajado guión.  Como diría un amigo mío: “La era informática al poder”.

Disfrutad del trailer. Su estreno en españa es el 30 de marzo de este año.


LOS IDUS DE MARZO

Los idus de marzo  se desarrolla en ambientes políticos, se reduce a un reparto exiguo pero suficiente y desenmaraña una situación que parecía simple. Uno de sus protagonistas, Mike Morris (George Clooney) es un demócrata que tiene grandes posibilidades de ganarle a su rival republicano.  Como gobernador de Pensilvania ha logrado algunas ventajas para su Estado, salud  y educación para todos, las que invoca en cada discurso, subrayado, a su vez, por su carácter agnóstico, lo cual le da un perfil progresista y popular. A pesar de ser el centro alrededor del cual se mueve toda la acción, su personaje es secundario, apenas aparece, y cuando lo hace es para subrayar el carácter de un hombre de principios inviolables. Morris, entonces, es sólo el pretexto que utiliza Clooney para mostrarnos los hilos (nunca mejor dicho) del poder.

Junto a Morris se presenta un equipo de profesionales( agente de prensa, estilistas, informáticos…) que ayudarán al candidato a realizar una maratonianana campaña para lograr que el pueblo americano avale a su candidato.

El verdadero protagonista es  Stehpen Myers (Ryan Gosling), un joven agente de prensa, junto a su inseparable teléfono móvil, que ha logrado, bajo la tutela del director de campaña, Paul Zara (Philip Seymour Hoffman), que Morris vislumbre la posibilidad de participar en las elecciones primarias. Todo ello mendiante un progamación de acontecimientos perfectamente estructurada, algo que le valdrá el reconocimiento de sus rivales, los cuales intentaran que cambie de bando.

El viaje que nos propone  Los idus de marzo no es novedoso. Es, diría, previsible. No es la primera película que trata sobre lo que sucede entre las bambalinas de la política. La economía de diálogos y de personajes que compliquen el discurso gélido, directo, que desarrolla el film son una marca autoral, así como la narración, donde la cámara se detiene en la inexpresividad de los rostros, para adentrarnos en las miradas, que dicen mucho más que los labios y los cuerpos de los protagonistas.

En definitiva una película que trata de política, poder, engaño, corrupción… Vamos lo normal en estos casos, pero que intenta atraer al espectador tejiendo una tela de araña que desencadena en un inevitable final. Merece la pena verla.


JOHN CARTER “BIENVENIDO A MARSUP”

John Carter era una de las superproducciones de aventuras y acción más esperadas del año. Antes de entrar en el cine pude leer mil cosas sobre ella. Pero hasta que no te sientas en la sala y comienzas a disfrutar del metraje no se quita esa incertidumbre. Con esta film todo son buenas sensaciones. Al menos para el que busca una película entretenida para pasar una buena tarde de cine. Andrew Stanton, el director, busca entretener y lo consigue, sin lugar a dudas.

John Carter es un personaje literario, más que centenario, surgido de la imaginación del autor de Tarzán. Se trata de una obra de la que han bebido incontables cineastas de Hollywood (desde James Cameron hasta Ridley Scott, pasando por George Lucas), pero no fue hasta ahora cuando finalmente decidieron darle vida.

La película lleva a la gran pantalla una aventura épica que se desarrolla en el devastado planeta Marte, un mundo con una sombrosa tecnología, habitado por tribus guerreras y seres salvajes. John Carter, un veterano de la Guerra Civil americana, se ve inmerso en una nueva y misteriosa guerra con un extraño ejército de marcianos, entre los que se encuentran Tars Tarkas y la princesa Dejah Thoris.

El protagonista se adentra en un apasionante viaje al planeta Marsup (Marte) que desembocará en una aventura de grandes dimensiones donde tendrá que decidir de que lado esta y si está listo para luchar.

La película consigue lo que busca, entrener, sin disponer de un gran guión ni pretender ser algo más de lo que es: una superproducción de Hollywood con espectaculares efectos especiales y una fotografía particularmente bella.

En definitiva estamos ante el nacimiento de una nueva saga y visto su éxito en taquilla pocos serán los sorprendidos al ver una segunda entrega en nuestras pantallas. Eso sí, por ahora disfrutemos de la primera entrega. ¿Ha nacido un héroe?

Aquí podeis ver el tráiler de la película:

 

HAZTE UN CINE

Bienvenidos, en este blog hablaremos de cualquier aspecto relacionado con el mundo del cine. Actores, peliculas, directores… Analizaremos las peliculas, los estrenos, los rodajes y hablaremos de ello. Todos sois libres de dar vuestra opinion. Se trata de divertirnos con nuestro pasatiempo favorito y estar al día de todo lo que se cuece en este mundillo. Brevemente habrá más novedades sobre películas, estrenos y demás. No os lo perdais. Mientras tanto… Hace un cine?